Business in Malta

Negocios en Malta

Artículos relacionados

Ubicación estratégica

Malta ha recorrido un largo camino, de ser un punto de referencia estratégico a ser una ubicación estratégica en la ahora comunidad empresarial internacional. Cuando Malta consiguió su independencia de Gran Bretaña en 1964, el país tuvo que cambiar su economía que estaba basada en gastos militares de potencias extranjeras situadas en Malta a una economía en tiempo de paz. La producción y el turismo fueron las primeras industrias emergentes, pero hoy en día, las islas maltesas sacan provecho a su presencia estratégica en el centro del Mediterráneo con el concepto de ser un centro para sectores como el turismo, los servicios financieros, el transporte y las telecomunicaciones.

A principios de los años 90, Malta pasó de ser una jurisdicción extraterritorial a una jurisdicción internacional. El archipiélago elaboró un programa de reformas de la legislación de su sector financiero, de conformidad con las buenas prácticas internacionales, y fue uno de los seis primeros países en el mundo en conseguir un acuerdo avanzado en asuntos fiscales con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). A raíz de este acuerdo, Malta no es considera como un paraíso fiscal. Colabora activamente con la UE, la OCDE y la Commonwealth en la creación de políticas reguladoras internacionales.

El sector financiero de Malta se ha visto considerablemente beneficiado de la política nacional, al pasar a ser el factor principal del país. Los servicios financieros pertenecen al sector con mayor crecimiento en la economía maltesa con una de las mayores tasas de empleo de profesionales altamente formados y bilingües, con el inglés y el maltés siendo los idiomas principales; y donde el alemán, el italiano y el español son también extensamente hablados. Malta ha sido valorada y promovida como un centro financiero de calidad basado en una serie de factores tales como el interés, la competitividad, la fiabilidad y la consistencia de los clientes a la hora de hacer negocios en Malta.

Los beneficios

Malta se ha ganado el reconocimiento internacional y denota por la excelencia en los servicios financieros. Con unas características basadas en la eficiencia de los costes, los impuestos y los recursos humanos, Malta proporciona a los agentes de servicios financieros una ubicación dentro del marco de la UE, pero flexible.

A lo largo de las cuatro últimas décadas, Malta ha conseguido un remarcable récord en atraer a inversores extranjeros ya que ofrece unas ventajas excepcionales en diversos sectores, los cuales incluyen: servicios financieros, tecnologías de la información y comunicación, electrónicas, centro de conocimiento / servicios de back office, productos farmacéuticos genéricos, petróleo y gas, marítimo, formación y educación, juegos, aviación de negocios e industria del cine.

Los puntos fuertes de Malta incluyen:

  • Excelentes telecomunicaciones
  • Ubicación estratégica y ventajas de marketing
  • Estabilidad política y económica
  • Instalaciones de vanguardia de transbordo y de distribución
  • Estabilidad económica y social
  • Fuerza laboral altamente calificada
  • Recursos humanos dedicados y precios competitivos
  • Un estilo de vida seguro y agradable, rico en cultura y entretenimiento
  • Servicios de alta calidad de apoyo a las empresas

Actividades de negocios internacionales

La legislación fiscal maltesa ofrece un régimen fiscal interesante para la realización de actividades comerciales internacionales desde Malta. Mientras que todas las empresas maltesas son imponibles al 35% a un nivel corporativo, la puesta en marcha de un método de imputación íntegra de la devolución de impuestos a los accionistas ofrece la posibilidad de una carga efectiva de impuestos en Malta baja/nula para los accionistas que perciben beneficios de las actividades de empresas maltesas.

Recursos humanos

La fuerza laboral maltesa es altamente formada, motivada, flexible y multilingüe. El vínculo entre la educación y la industria es vital para la competitividad del país. La fuerza en el sistema local de la educación y la formación continua en todos los sectores son unos elementos competitivos a la hora de elegir Malta como un destino de inversión. Malta cuenta con un alto nivel de profesionales en los servicios de negocios en todas las áreas, incluyendo contabilidad, derecho, administración, finanzas, tecnologías de información y comunicación; y medicina.

La Universidad de Malta data de 1592 y es una de las universidades más antiguas de Europa. Malta ofrece la educación hasta la enseñanza secundaria de forma gratuita en las escuelas públicas, mientras que las escuelas o centros privados son de pago. La enseñanza superior en la Universidad de Malta es también gratuita. Esto garantiza un flujo constante de profesionales en los sectores de la contabilidad, de la gestión jurídica y financiera; y de auditoría.

La Corporación de Empleo y Formación (ETC) es la agencia de empleo gubernamental. El Gobierno de Malta ofrece una serie de incentivos económicos y sociales con el fin de fomentar la participación femenina en el mercado laboral. La legislación laboral en vigor en Malta sigue el modelo de las directivas de la UE. Los primeros seis meses de empleo corresponden al período de prueba. La legislación maltesa prevé veinticuatro días de vacaciones pagadas al año, además de las bajas por maternidad y paternidad. Los empleadores deben pagar una prima legal anual para los trabajadores empleados a tiempo completo, mientras que los trabajadores a tiempo parcial recibirán una paga al pro rata temporis. Las cotizaciones a la Seguridad Social se pagarán en base al salario; y el impuesto sobre los salarios es calculado utilizando un Sistema de Liquidación Final, que tiene en cuenta los factores tales como el estado civil y el tipo impositivo aplicable. Los ciudadanos de terceros países requieren un permiso de trabajo antes de poder empezar a trabajar en Malta. Los ciudadanos de la UE (a excepción de los ciudadanos de Croacia), del EEE y de Suiza no necesitan un permiso de trabajo para trabajar en Malta.

Más