Corporate

Mercantil y Fiscal

Artículos relacionados

Tributación de las empresas en Malta

Los ingresos y ganancias de capital generados en todo el mundo de las empresas maltesas tributarán un 35%. El Gobierno maltés ha creado diversos incentivos fiscales para las empresas y sus accionistas sobre la distribución de un dividendo.

Acuerdos de doble imposición

Malta cuenta además con una red de acuerdos de doble tributación y, hasta la fecha, ha celebrado más de 70 acuerdos de doble tributación para evitar la doble imposición. Los acuerdos de Malta se basan en gran medida en el Modelo de Convenio tributario de la OCDE y evita la doble imposición utilizando el método de imputación.

Método de imputación íntegra

Malta funciona con el método de imputación íntegra por lo que el impuesto pagado por la empresa se imputa a la obligación tributaria de los accionistas cuando se percibe un dividendo, lo que significa que el accionista no deberá pagar más impuestos una vez percibido un dividendo.

Sociedades Holding en Malta

Las sociedades holding registradas en Malta que perciben ingresos por dividendos o plusvalía por una 'participación holding' o por ingresos derivados de la enajenación de ese mismo holding, pueden solicitar una exención de participación y en consecuencia los ingresos por dividendos no estarán sujetos al impuesto sobre la Renta en Malta.

Reparto de intereses y cánones

No se retiene ningún impuesto en el reparto de intereses y cánones a los beneficiarios no residentes. Ningún impuesto es retenido en el reparto de dividendos independientemente de la residencia y la nacionalidad de los accionistas.

Directivas UE

Al ser miembro de la Unión Europea, Malta se beneficia de las directivas de la UE, tales como:
  • la Directiva Matriz-Filial de la UE: el objetivo de esta directiva es establecer un régimen fiscal común aplicable a las sociedades matrices y filiales de diferentes Estados miembros;
  • la Directiva sobre fusiones: el objetivo de la Directiva sobre fusiones es eliminar los obstáculos fiscales de las reorganizaciones transfronterizas que involucran empresas situadas en dos o más Estados miembros;
  • la Directiva del Ahorro: tiene como objetivo la aplicación de la retención de impuestos de la Unión Europea, requiriendo a los Estados miembros proporcionar a otros Estados miembros la información sobre los intereses pagados para lograr una imposición efectiva de los pagos en el Estado miembro en el que el contribuyente es residente a efectos fiscales; y
  • la Directiva sobre intereses y cánones: el objetivo de esta directiva es establecer un régimen fiscal común aplicable a los pagos de intereses y cánones efectuados entre sociedades asociadas de diferentes Estados miembros.
Más